Revista de turismo y entretenimiento en Perú

Disfruta del sabor de una rica raspadilla peruana

Hielo rallado y unos deliciosos jarabes de frutas, son los ingredientes de una rica raspadilla peruana. Este dulce tan refrescante resulta preciso para este verano que amenaza con ser muy intenso. Presenta una variedad de tamaños, colores y sabores. Los sabores pueden ser naturales o artificiales, eso depende de tu preferencia o economía; y lo mejor es que las puedes encontrar  aquicito nomás, en la esquina de tu jato.

Cómo prepararlas

Los jarabes de frutas se pueden preparar en casa, optando por los sabores clásicos o experimentando con los sabores exóticos, según tu preferencia. Para prepararlos se debe contar con un poco de azúcar, ponerla a fuego lento hasta hacer un jarabe, agregar jugo de la fruta de tu preferencia, usa una cuchara de madera para remover hasta que hierva. Luego, agrega el benzoato de sodio diluido. Cuando haya enfriado, añade el ácido ascórbico. Finalmente, ralla el hielo y disfruta tu raspadilla.

Raspadillas en Lima

Si prefieres disfrutar del sabor de manos expertas, en nuestra capital, puedes encontrar diversos lugares que ofrecen una variedad de raspadillas. Por ejemplo, en el populoso distrito de Chorrillos, encontramos “El Planetario” con sus raspadillas de tres sabores desde S/.3.00 hasta los cinco sabores a S/8.00.

Otro lugarcito es “D’Garibay”, las mejores raspadillas con tradición, cerca a La Vía Expresa en el tradicional barrio de La Victoria, sus más de 60 años de experiencia los respaldan. Si los visitas puedes preguntar por su “plato fuerte”, las raspadillas sabor a coco con leche y lúcuma.

Lima Norte no se queda atrás, aquí puedes buscar a “Frutaito”, en el corazón de Los Olivos, un cómodo y acogedor ambiente los espera, para disfrutar las mejores raspadillas. Si te encuentras por alguna zona de San Isidro, Miraflores o La Molina, también puedes encontrar algunos establecimientos con ricas raspadillas por ofrecer, como “La Gran Fruta”, “Curich” o “Raspadillas Angélica” respectivamente.

No se quedan atrás los establecimientos de El Callao, con sus sabores exóticos, en la Ciudad del pescador.

Momento y compañía

Los precios que se ofrecen al público son bastante accesibles y dependen del o los sabores que elijas. Los puedes disfrutar a solas, en familia o entre amigos. Un fin de semana o cualquier día que se te antoje. La raspadilla siempre podrá acompañar los momentos dulces y felices de la vida. Lo más importante es que puedes disfrutar de este refrescante dulce en cualquier momento del día y aquicito no más!

Soy profesora especializada en Lengua y Literatura.

Deja un comentario