Revista de turismo y entretenimiento en Perú

Déjame que te cuente… limeña… ¡Celebremos un año más de la Flor de la canela!

Un día como hoy, hace 69 años, la gran Chabuca Granda, haciendo uso de ese don maravilloso para componer, creó «La flor de la canela». Los versos de este vals, que se ha convertido en uno de los más importantes de la canción criolla, han quedado grabados en nuestras mentes. Y en el diario de la propia cantante, según lo ha atestiguado Teresa Fuller Granda, su hija.

El origen del nombre

Se dice que el título hace referencia a una frase muy conocida que formaba parte de una marinera de Yolanda Vigil “La peruana”. Otro dato importante es el grupo musical que entonó esta canción por primera vez: Los Morochucos. Se dice que su versión no tuvo gran éxito porque era muy compleja para la época, muy estilizada y que solo era aceptada por la clase alta. Luego vinieron otras versiones, pero ninguna tan reconocida como la de Los Chamas, cuya grabación fue publicada en el verano de 1954 y que popularizó e inmortalizó el vals y a su autora.

La flor de la canela en el mundo

“La flor de la canela” ha sido entonada por otros cantantes nacionales como la recordada Lucha Reyes, o los reconocidos Eva Ayllón, William Luna, El tenor Juan Diego Flórez y el cantautor Gianmarco quien en los Latin Grammy 2013 cautivó con una hermosa versión de este tema. También artistas de talla internacional como Joaquín Sabina, José Alberto “El canario”, Plácido Domingo, Juan Gabriel, Oscar D´León, Raúl Di Blasio, Gloria Estefan , el grupo Menudo, entre otros también han interpretado sus recordadas notas.

La gran Chabuca Granda

María Isabel Granda y Larco, nació en un asentamiento minero de oro en la provincia de Abancay, Apurímac, pero junto a su familia, llegó a Lima a la edad de tres años y vivió en Barranco gran parte de su vida. Perteneciente a la crema y nata de la sociedad limeña, desarrolló su gusto por la música a los doce años y llegó a convertirse en una de las más representativas voces de la canción criolla.

Cabe resaltar que luego de una operación en la garganta, su voz se volvió más grave, pero eso, combinado a su peculiar estilo y sentimiento para interpretar, logró que sus canciones tuvieran un mayor éxito. Entre estos éxitos: «La flor de la canela«, que fue el tema que la inmortalizó en el ambiente musical peruano.

Chabuca nos deja de manera intempestiva, un 8 de marzo de 1983 en una clínica de Miami producto de una isquemia cardiaca,  pero su legado musical sigue vigente y la recordaremos siempre que escuchemos alguna versión de sus éxitos como “José Antonio”, “Fina estampa” o la inmortal “La flor de la canela”. Esas canciones que se siguen oyendo aquícito no más, en el barrio, en esos almuerzos criollísimos, en cada domingo en familia y que aumentan el volúmen en cada Día de la Canción Criolla.

Deja un comentario